5 de los malos hábitos de los españoles al hablar inglés

5 de los malos hábitos de los españoles al hablar inglés

Tras varios años de experiencia adquirida impartiendo clases de inglés a todos los niveles, creo oportuno mencionar lo difícil que resulta corregir los malos hábitos de los españoles al hablar inglés como segundo idioma.
El inglés es indudablemente el talón de Aquiles de gran parte de los españoles. Pero, como siempre, mal de muchos, consuelo de tontos, y como mi vecino tampoco sabe idiomas, no pasa absolutamente nada, o al menos eso se repite todo buen español para autoconvencerse de ello. Pero qué triste es viajar por esos mundos variopintos, donde casualmente el inglés es herramienta fundamental de comunicación entre personas de nacionalidades tan dispersas, y que siempre tenga que ser el español de turno el que no sepa defenderse mínimamente en el idioma internacional por excelencia. No hay forma de disimularlo, se nota a leguas. Cuando el español abre la boca para decir algo en inglés, comienzan a confluir una serie de incongruencias, de las cuales he querido compilar sólo 5 para el deleite de todos. Que las disfruten.

1- Todo buen español dirá que algo está ‘meid in ESpein‘ (Made in Spain) y que hace check-ins con el ‘Four ESqüer’ (Four Square). Que un español pronuncie una ‘s’ correctamente ante otra vocal, como en ‘start’ \staat\ ‘Spanish’ \spanish\ o ‘Smartphone’ \smaatfoun\ es prácticamente imposible. He experimentado con decenas de alumnos, cual científico de bata blanca en un laboratorio, y nada de lo que les digas puede evitar que siga merodeando por nuestras vidas el dichoso ‘estart’ ‘espanis’ y ‘esmarfoun’.

2- Todo español que nombre las Islas Canarias, dirá ‘de canari aislans‘ o ‘islans‘, pronunciado tal cual, y se quedará tan ancho. La cantidad exacta de veces que habré repetido que \aisland\ es ‘Iceland’, que, para el asombro de muchos, viene siendo ‘Islandia‘, y que ‘The Canary Islands‘ se pronuncia \da-kaneri-ailans\, debe ser sorprendente. ¿Cuántos canarios habrán hecho amigos por el mundo diciendo que provienen de Islandia de forma inconsciente? y ¿cuánta confusión se habrá desatado en las mentes de esas pobres personas que, atónitas, intentaban encajar de alguna forma los rasgos típicamente canarios que tenían ante sus ojos, con los típicamente vikingos?

3- Todo buen hijo de Cervantes pronunciará palabras tipo ‘Munich’ y ‘Zurich’ tal y como se escriben (pronunciando la ‘u‘ a la española, y la ‘ch‘ con fuerza como en la palabra ‘cachondeo’), en lugar de \miunik\ y \ziurik\ que es como se dicen correctamente.

4- Todo hispano siente una atracción fatal hacia la pronunciación infame de palabras con terminación -able. Tras encuestas realizadas a no pocos alumnos a lo largo de los últimos 6 años, ninguno sabría enunciar sin titubeos listas de palabras acabas en -able, entre las cuales figurarían: vegetable, considerable, acknowledgeable, damageable o unreasonable.

5- Por último, pero no por ello menos importante, a todo español le cuesta creer que los adjetivos en inglés no tienen género ni número, ya que en ocasiones en castellano sí que lo pueden tener (bueno, buena, buenos, buenas = good) y de este modo, se produce un lamentable bombardeo de ‘joyas’ cacofónicas, como ‘beautifuls’ o ‘interestings’.

Existen innumerables errores más, tal vez demasiados para citar en un mismo post, aunque no descarto retomar este tema más adelante cuando haya compilado otros 5 de mis errores ‘favoritos’. Son malos hábitos, presentes en nuestro entorno día a día, y que desafortunademente pasan inadvertidos, debido al desconocimiento del propio hablante que ignora por completo sus habituales meteduras de pata. Más que analizar los errores, hacer la vista gorda, burlarnos de ellos, y decir cosas como ‘es que en España somos así‘, me asalta una duda importante:
¿Cómo corregirlos?